Ciclo de vida Wi-Fi


¿Qué es el ciclo de vida Wi-Fi?

El ciclo de vida Wi-Fi abarca las etapas que se ven al implementar y administrar una red inalámbrica saludable. Incluye el diseño inicial, la validación, la optimización, el mantenimiento y la resolución de problemas durante el curso de uso de la red.

Gestión de la red

La gestión del ciclo de vida de una red inalámbrica empresarial es un proceso continuo; no se configura y se olvida. No importa en qué parte del ciclo se encuentre, es necesario adquirir herramientas intuitivas y potentes para ayudar en la administración de cada etapa.

Herramientas

Es imposible querer manejar una red de alta eficiencia sin las herramientas que estén a la altura. “No podemos manejar una red de miles de dólares con herramientas gratuitas”

La inversión es primordial para los mejores resultados.

Pasos del ciclo de vida Wi-Fi

Pasos del Ciclo de vida Wi-Fi

1) Diseño

El diseño de Wi-Fi es la capacidad de traducir los requisitos del cliente (usuarios y dispositivos) en una red confiable de alto rendimiento para su negocio. Para cumplir o superar las aplicaciones críticas para el negocio, el Wi-Fi debe estar bien diseñado y no sólo implementarlo. Ya sea que esté diseñando una red nueva o abandonada, el diseño es el primer paso del ciclo.

Para comenzar su diseño, primero trabajará con las partes interesadas del proyecto para recopilar los requisitos, teniendo en cuenta la información sobre el diseño de la ubicación, los materiales de construcción, la infraestructura de red, los dispositivos que estarán en la red, la aplicación y, a veces, incluyendo la estética.

Parte de esta información no siempre está disponible y, en esos casos, debe utilizar su experiencia para realizar estimaciones.

Una vez que las partes interesadas del proyecto hayan establecido y acordado los requisitos, puede comenzar su diseño predictivo. Los diseños predictivos se realizan en un software de modelado que le permite importar su plano de planta y definir el entorno. Debe escoger un software que pueda simular paredes y otras barreras, requisitos de capacidad / cobertura de entrada y trazar la ubicación de su punto de Acceso (AP). Aunque otra parte fundamental es que se pueda contemplar una simulación base en cuanto tipo de dispositivos y aplicaciones a correr en ese entorno.

Recuerde, su diseño será tan bueno como la información que ingrese en el software. Si sabe que necesita diseñar para 200 computadoras portátiles de transmisión de video HD pero no lo define, es probable que su red no cumpla con el requerimiento. El diseño predictivo será tan real como el ingeniero haya especificado ese entorno.

2) Validación

Una vez que haya completado su diseño predictivo, debe validarlo. El método más común de validación de diseño es realizar un SiteSurvey en APoS (Ap on Stick). Al colocar los puntos de acceso en las ubicaciones previamente identificadas, puede validar cosas como la ubicación de los puntos de acceso, la utilización de los puntos de acceso, la utilización de canales, la capacidad, la cobertura, la RF en el entorno, etc., para asegurarse de que su diseño funcione según lo previsto.

También puede verificar que se identificarán variables como alteraciones en los materiales de las otras paredes u otras fuentes de interferencia no reveladas para garantizar que su diseño cumpla los requisitos de su red.

Validar su diseño es fundamental para una implementación de red exitosa. La puesta en escena de los AP y las antenas externas puede ayudar a revelar cualquier posible ajuste necesario para su diseño antes de ejecutar el cableado final e instalar los AP.

La validación es la fase del ciclo que le ayudará a mitigar el riesgo de re-diseño, re-cableado y re-instalación costosos después de que se hayan implementado los AP.

La etapa de validación del ciclo de vida de Wi-Fi también incluye la validación posterior a la implementación una vez que el equipo de red se ha instalado y configurado correctamente. La validación de la última etapa brinda una oportunidad adicional para inspeccionar el sitio y garantizar que el diseño cumpla con los requisitos necesarios y brinde el más alto nivel de rendimiento para los usuarios de la red.

3) Optimización

Ahora tu Wi-Fi es perfecto y puedes irte a casa ¿correcto?, ¡No tan rápido! La optimización de Wi-Fi es la supervisión y el mantenimiento continuo necesario para una red inalámbrica confiable y de alto rendimiento. Para muchas redes, la fase de optimización es la de mayor duración, ya que la red se ajusta continuamente para tener en cuenta los cambios en los niveles de uso y la cantidad de dispositivos cliente, o cambios en el entorno físico, como niveles fluctuantes de inventario en los almacenes o cambios en la distribución del espacio de oficinas.

La optimización del Wi-Fi puede ser proactiva para dar cuenta de cambios conocidos o reactiva como resultado de la resolución de problemas informados por los usuarios. 

La realización regular de un estudio de RF de su red proporcionará los datos valiosos necesarios para realizar ajustes inteligentes y el proceso de realizar Site Surveys de control de estado, solucionar problemas e implementar correcciones le brindará una red de alto rendimiento que durará. Es decir, hasta que reciba un cambio de requerimiento que ya no puede admitir con su diseño actual, simplemente superará el diseño original o necesitará un cambio.

4) Re Configurar

A menudo, no se sabe que hay un problema de red o una interrupción de la conexión Wi-Fi hasta que comienzan a llegar los tickets de soporte. El tiempo es precioso y cada segundo cuenta cuando se solucionan los problemas de su red. La resolución de problemas puede ser una fase de alto estrés, pero con las herramientas adecuadas puede implementar una solución y volver a la fase de optimización.

Un analizador de espectro es fundamental en el proceso de resolución de problemas. Registra y mide la fuerza (energía), el tráfico tanto Wi-Fi como no Wi-Fi que existe en su entorno de red. Esto le permite identificar rápidamente posibles interferencias, como cámaras inalámbricas, teléfonos inalámbricos u otros dispositivos. Además, un analizador de espectro puede mostrar el canal y su tráfico medido, lo que le permite optimizar sus canales de red para un rendimiento máximo y evitar interferencias.

5) Diseño ¿Otra vez?

A veces, los requisitos de la red cambian, lo que hace que el rendimiento de su red sea deficiente o el crecimiento de la empresa exceda lo que su red puede acomodar. Esto conduce a un nuevo diseño o actualización para su red.

¡Pero buenas noticias! El proceso es el mismo, reúna sus requerimientos, diseñe, valide y optimice su red.

A lo largo del proceso de gestión del ciclo de vida Wi-Fi necesitará las herramientas necesarias para poder llevarlo a cabo es por eso que en Sama WiFi podrá encontrar la que más se acomode a sus necesidades y sobre todo con la correcta evaluación COSTO-BENEFICIO.

Últimos Blogs

Toda gran adversidad tiene grandes soluciones. La Nube es una de estas grandes herramientas que viene a cubrir las grietas laborales y académicas que ha generado la pandemia por Covid-19.
El penúltimo y aún en apogeo es el 802.11ac que se aprobó en el 2014 trabajando en la banda de 5 Ghz, con velocidades de hasta 2.3 Gbps y el más sonado en este momento 802.11ax con velocidad de hasta 9.6 Gbps y del cual veremos sus beneficios más destacados.