Retos y tendencias del Wi-Fi en el 2021

En la línea de tiempo de las necesidades entre los usuarios y las TI, los avances tecnológicos siempre llevan la ventaja al ser el objeto del deseo. La muestra y las pruebas gratuitas con opción a compra forman parte de una introducción donde el destinatario final siempre quiere el combo completo.

Sin embargo, el 2020 se presentó como un gran reto. La llegada de la pandemia por Covid-19 mostró una faceta poco antes vista. Los consumidores ya tenían la necesidad explícita: requerían de una mejor herramienta de transmisión de datos y mayor velocidad para continuar con sus actividades cotidianas, ya sea en el ámbito académico o laboral. El home office llegó de manera oficial, y tal parece que será la tendencia de los próximos años.

Renovarse o Morir

El confinamiento puso a prueba la sofisticación y modernización de los equipos de los proveedores. “Renovarse o morir” se convirtió en una frase de éxito para algunos y en una pesada lápida para otros.

El trabajo y la educación a distancia requieren de una infraestructura tecnológica capaz de dar soporte a miles de personas que lo requieren. Esto conlleva un ecosistema que ofrezca la confianza en los aspectos de eficiencia y la seguridad en la privacidad de datos.

Las empresas han visto con buenos ojos el trabajo remoto, pues ayuda en el ahorro de gastos como son los pagos de servicios diversos. La inmediatez del equipo laboral es otro punto a favor, siempre y cuando se les envuelva en un entorno digital donde se encuentren las herramientas para satisfacer las necesidades laborales.

Aquí se abre la gran incógnita: ¿cómo lograr usuarios y equipos laborales potencialmente satisfechos?

La tecnología Wi-Fi apunta a ser el gran protagonista que se encargará de afianzar la estabilidad y tranquilidad de quienes buscan una mayor velocidad, conectividad y cobertura al entrar en juego la conexión en la red Wifi.

La comunicación que proporcionen tendrá que ser una ventaja para que la gestión del tráfico de datos ofrezca una conexión óptima, sin que el usuario tenga que recurrir a diferentes estrategias para trabajar en el mejor ambiente digital. Esto abarca el hecho de que en la misma red puedan existir varios dispositivos conectados al mismo tiempo y que no afecte la productividad.

A esta oferta de potentes y mejores software y hardware, se unen el uso de la banda de 6 GHz, un proyecto que se viene prospectando y desarrollando desde el inicio de este siglo y que representará una gran transformación en el espectro Wi-Fi.

La visión a futuro de CommScope traslada a un panorama promisorio donde los 1,200 MHz de nuevo espectro permiten la llegada y utilización de dispositivos capaces de soportar Wi-Fi 6E. De esta manera, señala la empresa, los puntos de acceso para las empresas estarían disponibles a finales de este año.

La estabilidad en los dispositivos conectados a su red, además, permite la presencia de más equipos sin alterar su funcionamiento en la transmisión recíproca de datos; este es el gran agregado.

Cabe destacar que, para lograr estas bondades, se necesita disponer de dispositivos que sean compatibles con la tecnología y así aprovechar todos los recursos, situación que podría nublar un poco el futuro inmediato.

Otro parámetro en esta fórmula es “la nube”. Esa gran bóveda virtual donde se puedan alojar todos los datos que se generen desde el trabajo a distancia, archivos que se encuentran disponibles desde cualquier lugar donde se tenga acceso a la red.

Ya sea desde el punto de vista de los administradores al supervisar el dinamismo con el que se trabajan las acciones para alcanzar las metas, desde que puede estar en cualquier lugar donde tenga conexión a internet y poder supervisar y analizar posibles puntos problemáticos. La nube es una pieza importante en el engranaje del cumplimiento de objetivos de los usuarios.

RUCKUS Cloud es una solución que permite estar en el top de la disposición inmediata de información y evita problemas al gestionar una red. El grado de control que ofrece su panel web o app móvil es adicional a las herramientas de resolución de imprevistos apoyando la eficiencia y productividad.

Por último, existe un gran vacío que a cuentagotas deja de ser un esqueleto y comienza a tomar forma: la red 5G

Esta tecnología capaz de lograr la interconexión entre dispositivos móviles es una necesidad palpable que requiere de una pronta implementación. Esta red permitirá solventar las congestiones digitales, pero aún no logra la madurez necesaria para suplir a la banda ancha, pero podría llegar a complementar al Wi-Fi en determinados escenarios.

Su implementación requiere de avances y la determinación de CommScope en la edificación de implementos como antenas, interfaces RAN y coordinación de IoT hace que su catálogo de equipos end-to-end sea de lo más atractivo en el mercado para el crecimiento de los negocios.

Últimos Blogs

Toda gran adversidad tiene grandes soluciones. La Nube es una de estas grandes herramientas que viene a cubrir las grietas laborales y académicas que ha generado la pandemia por Covid-19.
El penúltimo y aún en apogeo es el 802.11ac que se aprobó en el 2014 trabajando en la banda de 5 Ghz, con velocidades de hasta 2.3 Gbps y el más sonado en este momento 802.11ax con velocidad de hasta 9.6 Gbps y del cual veremos sus beneficios más destacados.